Las bolas chinas y los beneficios de fortalecer el suelo pélvico

Las bolas chinas y los beneficios de fortalecer el suelo pélvico

Las bolas chinas son un instrumento muy interesante. Su origen se remonta al siglo XVIII, en Japón, y desde entonces han evolucionado mucho. ¡Cada vez son más los beneficios que se asocian a su uso. ¿Quieres saberlo todo sobre ellas? ¿Quieres saber todos los beneficios que te pueden aportar? ¡Sigue leyendo!

Qué son las bolas chinas

Lo primero que debemos destacar es que las bolas chinas no son un juguete erótico concebido para el placer, sino que son un instrumento para trabajar la musculatura del suelo pélvico.

El uso de las bolas chinas no proporciona placer. Su función es la de fortalecer la musculatura del suelo pélvico; el fortalecimiento de estos músculos sí que será un factor clave para proporcionarnos placer a la hora de mantener relaciones sexuales.

Las bolas chinas están fabricadas en silicona de grado médico, por lo que son totalmente higiénicas e hipoalergénicas. En su interior llevan unas bolitas de metal, que producen vibraciones al chocar contra las paredes de silicona. Esto activa nuestros músculos del suelo pélvico y ejercemos presión de forma inconsciente.

Hay diferentes tipos de bolas chinas de diferentes pesos que elegiremos en función del estado de nuestro suelo pélvico. Hay desde las más sencillas, hasta kits que incluyen varias bolas intercambiables de distinto peso.

Qué beneficios tienen las bolas chinas

Fortalecer la musculatura del suelo pélvico con las bolas chinas tiene muchísimos beneficios. Cuando nuestro suelo pélvico tiene un buen tono muscular, obtenemos un montón de beneficios:

Mejora la incontinencia urinaria

Se mejoran los problemas de incontinencia urinaria; además de que se ayuda a prevenirlos por causa de la edad si no han aparecido todavía.

Las bolas chinas también son un aliado estupendo para la recuperación después del parto. Matronas, ginecólogos, sexólogos y fisioterapeutas especializados en suelo pélvico recomiendan su uso después del parto para la recuperación del suelo pélvico.

Mejora de la lubricación y de la calidad de los orgasmos

Y ahora uno de los grandes beneficios del uso de las bolas chinas: la mejora de nuestras relaciones sexuales. El uso regular de las bolas chinas mejora irrigación sanguínea de toda la zona y favorece la lubricación natural. Además, mejora la sensibilidad y, al permitirnos tener más control sobre nuestra vagina y poder ejercer más presión, podemos conseguir orgasmos más largos y más intensos.

Cómo usar las bolas chinas

Su uso es muy sencillo. A la hora de ponérnoslas, se recomienda usar un poco de lubricante de base acuosa para que nos sea más fácil. ¡No olvides dejar el hilo por fuera como con los tampones!

Una vez que las tenemos puestas tenemos dos opciones. La primera, hacer nuestra vida normal y salir a andar unos 15 minutos. Aquí es importante movernos, ya que si nos la ponemos y nos quedamos quietas, no hacemos nada. Conforme vayamos entrenando, podemos ir aumentando el tiempo que las llevamos puestas.

La segunda opción consiste en hacer con ella ejercicios de fuerza: los conocidos ejercicios Kegel. Mediante estos ejercicios se hacen una serie de contracciones que van aumentando conforme vamos fortaleciendo nuestra musculatura.

Si tienes cualquier duda, ¡consúltanos! En tu tienda erótica favorita estaremos encantados de asesorarte y de ayudarte a elegir las que mejor se adapten a ti.

Para terminar, te recordamos que lo más importante para conseguir los beneficios de las bolas chinas es ser constante. ¡No abandones tu rutina y en pocas semanas notarás la diferencia!

Comparta sus opiniones