Prevención del cáncer de mama: ¿Cómo hacerse una autoexploración?

Desde hace años, el 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama. La prevención del cáncer de mama y su investigación son el centro de un día que sirve como recordatorio del compromiso de toda la sociedad con esta enfermedad.

Datos para reflexionar

El cáncer de mama es el tumor con más incidencia en las mujeres occidentales. Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) “En España se diagnostican alrededor de 32.825 nuevos cánceres de mama al año”.

La importancia de la investigación y el diagnóstico precoz es fundamental para la prevención del cáncer de mama. La implantación de los programas de detección precoz de cáncer de mama en España supuso un hito y mejoró de forma directa las tasas de supervivencia de los pacientes.

Según indica la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), 1 de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida. Por eso es tan importante insistir en las técnicas de prevención del cáncer de mama y en la investigación de la enfermedad; porque gracias a pruebas de diagnóstico precoz y a la mejora en los tratamientos la supervivencia en cáncer de mama es de un 85%.

Factores de riesgo

Lo primero que es importante destacar es que no existe una fórmula 100% efectiva para la prevención del cáncer de mama. Sin embargo, numerosos estudios demuestran que sí que podemos evitar una serie de factores de riesgo para reducir su riesgo de aparición.

Antecedentes familiares

Es un factor de riesgo que no podemos evitar, pero sí podemos tenerlo en cuenta y saber que aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad. A parte de este, existen otros factores de riesgo que no está en nuestra mano cambiar; como la edad o el consumo de algunos medicamentos.

Consumo de alcohol y tabaco

El consumo de sustancias nocivas incrementa el riesgo de desarrollar muchos tipos de cáncer, entre ellos el de mama.

Obesidad y sedentarismo

Las mujeres que no realizan actividad física tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

Tratamiento hormonal durante la menopausia

Algunas formas de terapia de reemplazo hormonal se asocian directamente con el aumento de casos de de cáncer de mama.

Detección precoz

Aunque no podamos conseguir la prevención del cáncer de mama, sí que podemos detectarlo cuando está en sus primeras fases. Para ello es fundamental realizarse mamografías y estar atentas a posibles síntomas que puedan presentarse (mediante la autoexploración).

La detección temprana del cáncer de mama es fundamental para conseguir un tratamiento que preserve la salud de la persona afectada. Desde hace unas cuantas décadas, la información ha aumentado muchísimo y se han puesto en marcha campañas de prevención encargadas de realizar mamografías a todas las mujeres de entre 50 y 69 años. Se les notifica por carta y se les solicita su presencia en los servicios médicos correspondientes para realizar una mamografía cada dos años.

Autoexploración

La autoexploración no es una forma ni de diagnóstico ni de prevención de cáncer de mama, pero sí que puede ayudarnos a acudir a nuestro médico si detectamos anomalías en nuestros pechos.

Es recomendable realizarse una autoexploración mensual a partir de los 20 años. Se recomienda hacerla siempre la semana después a la menstruación. En caso de reglas regulares o menopausia es recomendable elegir un día concreto del mes en el que realizarla.

Paso 1

Frente al espejo, con los hombros rectos y los brazos pegados al cuerpo, observamos la forma de las mamas. Giramos el tronco a ambos lados y seguimos observando, prestando especial atención al aspecto de la piel, que debe estar lisa y sin arrugas.

Paso 2

Levantamos los brazos hasta ponerlos en posición vertical y observamos si existe alguna diferencia entre un pecho y el otro. También debemos prestar especial atención a las axilas.

Paso 3

Bajamos los brazos, juntamos las manos a la altura del cuello, tensamos los brazos y hacemos fuerza. Seguimos observando si existe alguna anomalía.

Paso 4

Observamos la zona del pezón y alrededores para descartar que haya alguna mancha o coloración anormal. Apretamos con cuidado los pezones y observamos si sale algún líquido de ellos. También es importante apretar las diferentes zonas de la mama en busca de alguna anomalía.

Si encontramos cualquier anomalía en esta exploración, no debemos asustarnos, pero debemos acudir a nuestro médico para poder examinar posibles complicaciones.

La prevención del cáncer de mama es una lucha de todos y desde tu tienda erótica favorita nos sumamos a ella. Por suerte la sociedad está muy concienciada y conoce que la mejor arma es la detección temprana, así que no dudes en realizarte autoexploraciones (tengas la edad que tengas) y en acudir a las mamografías programadas si tienes más de 50 años.

Comparta sus opiniones