VIBRADOR ANAL PROSTATICO 10VIB AMTS


Nuevo
VIBRADOR ANAL PROSTATICO 10VIB AMTS

 Podéis empezar vuestra experiencia estimulando el esfínter simplemente con la vibración, que le ayudará a relajarse, para continuar con un juego suave de entrada-salida. Después insertadlo con calma en el conducto anal para ir acondicionando el espacio y alcanzad vuestro “punto P”. Sed generosos con el lubricante y alucinad con una estimulación provocada por vuestras propias contracciones.


VIBRADOR ANAL PROSTATICO 10VIB AMTS


9900000001698

Producto nuevo


1 Artículo


Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

29,95 € con IVA

 Podéis empezar vuestra experiencia estimulando el esfínter simplemente con la vibración, que le ayudará a relajarse, para continuar con un juego suave de entrada-salida. Después insertadlo con calma en el conducto anal para ir acondicionando el espacio y alcanzad vuestro “punto P”. Sed generosos con el lubricante y alucinad con una estimulación provocada por vuestras propias contracciones.

 Sentaos encima de él y meceros atrás adelante, a un lado y a otro, según os pida el cuerpo. Tranquilos, no os quedaréis dormidos. Gracias a su forma ondulada y gruesa gozaréis de una sensación de plenitud nunca antes alcanzada.

 Su potente bala vibradora, además de ser extraíble y poder ser usada como un juguete en sí misma, transmitirá vibraciones por todo el juguete, desde la parte en la que se apoya el perineo (otra de las zonas erógenas imprescindibles) hasta la punta en contacto con vuestra próstata. Aquí todo está pensado.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

VIBRADOR ANAL PROSTATICO 10VIB AMTS

VIBRADOR ANAL PROSTATICO 10VIB AMTS

 Podéis empezar vuestra experiencia estimulando el esfínter simplemente con la vibración, que le ayudará a relajarse, para continuar con un juego suave de entrada-salida. Después insertadlo con calma en el conducto anal para ir acondicionando el espacio y alcanzad vuestro “punto P”. Sed generosos con el lubricante y alucinad con una estimulación provocada por vuestras propias contracciones.